Piel Cambiada

martes, julio 17, 2007

En tinieblas

La bruma espesa cayo en la tarde
y mis ojos se nublaron al ver tanta confusion
me adentre en las oscuridades de la soledad
y camine como ciego, ante la calle desierta

Senti el frio del camino, lo duro de las piedras
el vacío en el estomago, y la ausencia de tus besos
y mis pies se destrozaron con las rocas que pisaban
y mi aliento se iba apagando poco a poco

Era tu marcharte, era mi quedarme
era como si un dia se apagara el sol, y solo me quedaba
la cruel soledad, fría y marchita, y con ella yo...
en el rincon de mi casa, contra la pared desnuda

Recorri los lugares, los rincones donde estabas tu
en mi mente, en mi alma y en mi piel,
y comprendi que te habias ido, y no volverias jamas
que tu presencia solo seria un recuerdo, y nada más...

Se acabaron las flores, los geranios, las violetas,
las margaritas, las gerberas, los crisantemos,
las crónicas de niñez en la playa, con los amiguetes
y tu risa de niño grande, al recordar las travesuras de antaño

Se acabaron las noches de compañía, las pláticas angustiosas
los problemas familiares, los susurros a media noche
y me imagino que a ti te paso igual que a mi, en las tinieblas
que dejaste de observar cada estrella, el lucero de la noche

Y ya no soplaste más besos para acá, ni yo los soplé para allá
ni el frio, el fresco de mi ventana, llegó a la tuya nunca mas
y la dulzura de tu canto, y las canciones de antaño
dejaron de sonar en tu radio, y se convirtieron en silencio

Cayó la noche para tí y para mí, y se acabó en un minuto
lo que tanto tiempo nos llevó construir, en tiempos extras
lo que soñamos, idealizamos, fantaseamos, experimentamos
no se plasmó nunca, porque cayó la noche, y se acrecentó la niebla
posted by Lorena Perez at 1:19 a.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home