Piel Cambiada

jueves, junio 03, 2010

conjugando el verbo amar

ríos corren cuando tu voz me avisa
que no tenemos prisa, entre risa y risa,
que tus manos quieren recorrer mis valles
y tu cuerpo quiere que mi cuerpo entalle

solido y viril, como del barco un mástil
se enciende tu hombría, con valentía,
cuando mis palabras llegan, con miel
y mis labios recorren tu piel

el acto más hermoso de todos, y el fuego
que brota, se tira todo y decimos luego
y por un momento, entre sudor y sentimiento
se para el tiempo, no hay arrepentimiento

lenguas que recorren sabores, y narices
que penetrantemente absorben olores,
fluidos que circulan cual fuentes, no hay mentes,
solo hay pasión, sin reflexión... que emoción

pelos que se enredan en las mános ávidas
del amante loco, que desenfrenadamente
no va buscando un por que en la mente
solo se entrega, poniendo agua en zonas áridas

el corazón que se regocija, como en mi cuerpo
tu encuentras la rendija, por donde se cuela
el sueño, y me llevas extasiada a lugares, tiemblo,
donde la mente no alcanza entender, pero el alma vuela

ojos que se pierden en tus ojos, y adivinando
tus antojos, los míos, los tuyos, los nuestros,
en oscuridades, lugares, y tiempos siniestros
el verbo amar, entre sábanas, vamos conjugando

posted by Lorena Perez at 12:12 p.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home