Piel Cambiada

sábado, febrero 17, 2007

De mi tierra: El Mercado Central

El Mercado Central:
Una visita obligatoria


Quien como guatemalteco no conoce el Mercado Central
no puede preciarse de llamarse como tal...
Esta es la visita que teniamos, desde niños
acompañando a nuestras abuelas, madres, tías
a hacer la compra... a comerse una pacayas envueltas
en huevo... a probar un rico atole...

Nos perdíamos en un mundo, de colores
en el primer nivel... las verduras...
Señoras anchas y gruesas, sentadas frente a sus canastos
proveyendo a las amas de casa lo mejor de la cosecha...
y luego a bajar a los demás niveles...

Déjenme compartir con ustedes... un poquito
del Mercado...



Pashtes... lazos... trigo... sombreros...
plásticos... paletas de madera...
Implementos utilizados a diario
por el guatemalteco...
Los pashtes (loofah) para bañarse,
tenían que ser tiernos y muy blancos
porque si no... raspan la piel...
El trigo... para poner en los arreglos florales
mi madre siempre le echaba un spray dorado
para que se viera más "natural", jejeje...
Los lazos (cordeles) indispensables en las casas
para colgar la ropa... recién lavada...


Y el sector de los juguetes...
tambores... oh preciados tambores
¿quién de niño no tuvo uno?
Mis padres los compraban para nosotros
y luego creo... se arrepentían de haberlo hecho,
y los camioncitos... Mercedes Benz,
hechos de madera... los aros... de tapita de cerveza,
con leyenda en los guardafangos... como los reales
y a la par... los canastos de la ropa, jajajaja
un caos total... un divino caos...


La sección de los trajes típicos...
alli es donde verías a los padres corriendo
antes del quince de septiembre
antes del día de la independencia...
consiguiéndose un traje para el nene
o la nena... porque iba a desfilar en el colegio...
o iba a salir en algún acto importante...



Y como decía al principio
la señora al frente de los canastos de la fruta
y las verduras, un mosaico de colores
chiles pimientos, coliflores, peruleros
guicoyitos, brócoli, lechuga, mandarinas,
limones, ichintal, papas, melones,
sandías, ejotes... toda una melodía
interminable de colores, olores y sabores...




¿Qué va a llevar marchante???
por favor pase adelante...
En estos lugares, las esculturas, de todos tipos
y de todos tamaños, desde un misterio
para armar tu nacimiento (Belén),
hasta una replica de una fachada deiglesia,
y en esas pequeñas vitrinas, un kaleidoscopio
de miniaturas... animalitos, frutitas,
pajaritos, familias... en fin.. deleite visual...




El color... la creatividad... el ingenio
son partes clave de mi gente...
flores de papel... flores secas
flores al natural, pero al final flores
porque somos habitantes del pais
de la "Eterna Primavera", asi nos llaman
asi nos consideramos y asi vivimos
sin las flores no somos nada... sin las flores
no hay alegría, y en este lugar, las consigues todas...



El barro... elemento vital demi tierra
con eso hacen vasijas, con eso hace alcancías
con eso hacen ángeles... con eso jugamos
de niñas, a los trastecitos, a la comidita
Y con eso... come la gente... que la fabrica
de barro somos... asi decimos...



Y como gente devota...
los inquilinos del mercado también tienen su altar
cuando pasas frente a él, te dan ganas
de reverenciar, de agradecer... porque existe
porque hay un lugar asi, donde puedes
ir.. y deleitarte... oler, tocar, comprar...



El lugar de los ponchos, las alfombras,
los manteles... todo típico... todo hecho por manos
de artesanos guatemaltecos...
Colores inconfundibles, patrones mayas...
de seguro todos tenemos un poncho
en nuestras camas...



Y no nos podemos quejar
de que falte el color en nuestas casas
objetos que decoran jardines,
que decoran salones... que nos decoran la vida
aca encontramos de todo lo que querramos
para ponerle ese toque especial
al rinconcito más pequeño
de nuestro hogar...



Y... este es el lugar...
a donde un dia todos hemos llegado
a comprar... a enseñar... otros...
a vender... pero es el corazon
esta en el centro de nuestra ciudad
aca traemos a los amigos extranjeros
aqui encontramos los precios más baratos...
acá crecimos y caminamos...
lo recorrimos desde niños... nos sabemos
los corredores... hemos comido
y reido... también hemos sido llevados apresuradamente
por nuestras madres y abuelas... cuando hacían la compra...

Nos tapamos la nariz, al pasar por la sección de carnes
nos deleitamos con un coctel de frutas
que te daban en una bolsita plastica, con cucharita
y bañado en plena miel de abeja...

Es el lugar donde te abren los aguacates
para que veas si están buenos... y te los puedas
comer al almuerzo... donde compramos
nuestros primeros adornos típicos... donde un dia
fuimos niños, adolescentes, adultos...

(Fotografías tomadas del blog Guate 360. Por CVander)
posted by Lorena Perez at 6:14 a.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home