Piel Cambiada

sábado, mayo 15, 2010

lamento de medianoche

lamento de medianoche, llanto de niña
oscuridad en el pasado, la vida me guiña
un ojo en el engaño de todo lo que se esconde
aunque exististes, nunca supe ni como, ni donde

pérdida de identidad, de pronto resurge
la duda de como eras, información que urge
penas de pequeña, vida desajustada
como podría ser, me sentía tan rara

no entendía nada, el silencio reinaba
lo tenía a él, pero tu me embargabas
postizo y amoroso, era un padre regio
pero faltabas tu, mi sangre, mi canto, mi arpegio

nunca se me dijo nada de como tu eras
nadie se atrevió a hablar, eran puras tonteras
se les prohibió a todos, mencionar tu nombre
borraron mi historia y la tuya... no exististes hombre

era niña perdida, y ahora comprendo
el concepto de tu partida, aun no la entiendo
como pudiste un día, olvidarte de todo
cerrar la puerta, dejarnos y hundirte en el lodo

en mi corazón de niña inocente,
siempre el aguijón del padre ausente
no conocí tu olor, ni tu risa, ni tu canto
otro vino a tomar tu lugar, a borrar ese llanto

no hubo arrullo, ni cuento, solo incertidumbre
no tener tu apellido se me hizo costumbre
pues mi madre amargada, se había callado
la verdad angular que yo había ignorado

hoy que pienso aun a años de tu muerte
recapacito en lo que fuere tu suerte
se que en algun momento te sentiste alla afuera
como hoy me siento yo, sin tenerte a mi vera


posted by Lorena Perez at 11:57 p.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home