Piel Cambiada

domingo, abril 03, 2011

libélula



No hubo antes quien le dijera
que habia venido la primavera
que todos con sus grandes galas
iban a desplegar las alas

No hubo quien le diera
un espejo donde mirarse
mejor era ignorarse
no había quien la quisiera

En las épocas, del calor, del amor
de la piel, de la miel
cuando todos juntos cantaban
y a la vera de los árboles amaban

En los tiempos de libar de la flor
cuando las mariposas perdían su candor
cuando se levantaba de las rosas el olor
cuando se sentía en los aires el ardor

En los momentos de alegría y retozón
cuando surgía naturalmente la pasión
tomados de la mano bailaban con emoción
todas las criaturas al compas de su son

No había quien le contara
que sus alas brillaban
que era hermoso y dulce su parecer
ella solo quería perecer

No había quien le entonara
canciones de amor por la penumbra
de esas que al alma deslumbra
de esas que nadie cantara

En esas noches cuando huele a amor
especialmente cuando se siente el dolor
del frio acompañar de su soledad
ella solo tenía que aceptar su verdad

En esos momentos en que bailaba sola
creando para si misma, su mar y su ola
cuando se sentaba con una lágrima en la mejilla
viendo sus minutos irse en la alcantarilla

Levantó sus ojos
en medio de la nada
el aroma mas hermoso
se le acercaba

Dos manos dulces
tomaron su faz
sintiendo ternura
sintiendo su paz

En el dulce canto
de esa voz tranquila
temerosamente
su rostro vigila

y se ha dado cuenta
de una gran mentira
ahora en adelante
ya no más suspira

Ahora si hay quien en la noche le cante
dulces canciones de amor, de forma elegante
sonríe incesante, reflejándose en ellos
un par de ojos avellanas, sin duda los más bellos

Ahora si hay quien la lleve en sus brazos
en tiernas caricias, en dulces abrazos
y le diga al oído, estremeciendo su célula
no temas mi amor, eres mi bella libelula
posted by Lorena Perez at 3:14 a.m.

2 Comments:

Otro tierno poema de amor y entrega, Lore, muy bonito.
Es triste que haya tantas personas aguardando ese amor, esas manos que traigan algo de buena compañía, cuando tienen tanto que ofrecer. Y el tiempo pasa y parece que nunca llega...
¡Qué tengas buen día!

2:26 a.m.  

Hola...Me encontré con tu poema y realmente se me hizo hermoso, sigue así
Saludos desde México

6:51 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home