Piel Cambiada

domingo, marzo 18, 2007

COSAS QUE SUCEDEN

Cosas que te pasan a diario y no te explicas por qué ni como. Cosas que te rodean y son los ingredientes perfectos de la sopa del día.

Como la mirada del hombre aquel, al responderte a tu sonrisa. O el hablar rápido y encendido de los niños que te voltean a ver y te lanzan un piropito por el cambio en tu persona. Como la vecina de al lado que constantemente, te llama mija, y te lleva un platito de avena caliente, cada mañana.

Bendiciones les llaman unos, yo les llamo tesoros. Son mi cada día, al abrir los ojos y sentirme en mi casa, en mi lugar, tal vez sola, pero ahi... con una libertad hermosa. Como abrir el correo electrónico y encontrarte con saludos, cariños, amores de quienes te quieren bien. Como escuchar los pájaros trinar en mi ventana, y el loro arrumacón que vive a mi lado.

Caminando ayer por la tarde, casi entrando la noche, levanto mi mirada hacia el cielo, y veo que las nubes estaban de forma inusual. Eran como pequeñas borlas de algodón una colocada detrás de la otra... La virgen se debe estar maquillando... pensé... jejeje... y en el fondo del cielo celeste, con jirones rosados y naranjas... un sol que estaba por cumplir su labor, e irse a brillar del otro lado del mundo.

El silencio de la casi noche... la carretera vacía, y los árboles, hermosos árboles erguidos frente a mi. El frio, el que anunciaba que se nos venía la hora del sueño. Y la sonrisa del anciano que paseaba a su perro. Y caminaba, dejando que el aire penetrara hasta lo mas hondo de mis pulmones, para sentir la vida, para sentirme alli, en ese momento. Y me dije... corremos tanto, nos apresuramos tanto y la vida es esto. Es disfrutar de cada insignificante segundo que pasa, porque no vuelve.

Es escuchar la risa de mi hija, el miedo que tienen sus palabras a veces. Sus enojos e inconformidades ante un mundo que ya no es el que yo viví. Es sentir sus manitas acariciar mi espalda cuando estoy durmiendo, y su nariz pegada a mi piel, como si quisiera en un momento, olerme, y llevarme consigo. Es verla dormir placidamente en su cama, sin preocupaciones de ningún tipo, porque está confiada y sabe que mañana su madre resolverá tambien. Que la vida no es difícil, porque hay alguien alli que vela por ella.

Y así podria deshacerme, en mil quejas y lamentos, por mi situación de madre soltera, de mujer divorciada, de mujer sola... sin un amor. Pero no lo haré... porque es tiempo valioso que pierdo, mejor me deleito en las cosas... mejor me meto a disfrutar de la vida, de la mejor forma que se... con todos los sentidos. Mejor sueño y anhelo... y espero... mejor dejo que las cosas sucedan...
posted by Lorena Perez at 8:45 a.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home