Piel Cambiada

sábado, marzo 24, 2007

Jose Luis y Yo... toda mi vida




Jose Luis y yo comenzamos la historia juntos
hace muchos años... yo tendría quizás mis catorce
o quince años, (uuuuuuuuuuuh) y el llego a mi vida
en la forma de un LP maravilloso que se llamaba
NIDO DE ÁGUILAS, alli me aprendí
las mejores canciones, de Jose Luis, que sonaban
una y otra, y otra, y otra vez... en mi tocadiscos...

A mi este hombre se me convirtió en vicio...
para vacaciones, cuando salía del cole y me conseguía
un trabajo, temporal, "de vacacionista" decimos acá
juntaba mis 25 quetzales que me pagaban al mes
y con 5 quetzales, me compraba un LP...

Me los conseguí casi todos...
me los aprendí de memoria todos...
quise viajar con Jose Luis en su Velero llamado Libertad,
le cantaba en mis sueños, "Por ti, todo es verdad,
por ti mi pena se va marchando, y me sabe el dolor a miel
cuando te estoy pensando"

Cerraba las ventanas de mi casa... yo la melancolica adolescente
y sobre mi cama, en la oscuridad total, empezaba a cantar
tragicamente"Yo te di, te di mi sonrisa, mis horas de miel,
mi llanto de hiel, mi respiración... te di mi dolor mi flor,
te di mi verdad, el canto de mi gorrión y un poco de paz...
y tu te vas..", canciòn que por cierto no comprendí
hasta después... hasta que en verdad el amor me dejó un día...

Caminaba por las calles de mi barrio y cerraba los ojos,
y me imaginaba a Jose Luis cantando "Daría lo que soy
por verte sonreír, muchacho solitario de mi calle",
o mientras caminaba, la mañana de navidad, muy contenta
con mis Adidas nuevos, me tarareaba "Mientras camina
va silbando una canción, de los Bee Gees, y en su reloj, pasa un minuto
de las diez y sobre el se agita un mundo de neón... " (pequeño superman)

Y así pasó mi vida, entre "El Amor" y "Me llamas",
crecí y la musica conmigo... pasaron tantos álbumes de el
por mis manos que no me recuerdo de todos... pero significativo
como Nido de Aguilas fue Entre el Agua y el Fuego...
con su canción "Cuando vuelvas, volarán las palomas por los cielos,
cuando vuelvas, sonarán mil acordes de guitarras, y ese día que espera
en la ventana, llenará nuestra casa de luz... Se fundirán nuestros cuerpos
diciendo Te quiero... y las caricias dormidas, pondremos en libertad...
y nuestros besos despertarán y les pondremos dos alas si quieren volar..."
Y me preguntaba... ¿Còmo podré ponerles alas a mis besos?
Ahora ya se... jejeje

Y entre tabú y tabú de mi madre yo le cantaba Samaritanas del Amor
y sus alegatas diarias resonaban en mis oidos todo el tiempo: que ya
callara el tocadiscos... que estaba aburrida de escuchar siempre
al Perales... un día tomé mis maletas y me marché a California,
a aprender inglés... me llevé conmigo un pequeño cassette,
con las canciones favoritas, y en mi cuarto vacío, se quedaron
alineados y muy bien guardados todos mis vynilos...

Se me fue olvidando José Luis... a mi, escuchando a Depeche Mode,
Durán Durán, Tears for Fears, Paul Young y todos los ochenteros,
y el llanto de mi madre era continuo porque regresara a casa
porque su unica hija mujer le hacía falta, y se sentía muy sola...
... y curioso me contaba mi hermano, que mi madre
por las tardes... aprendió a usar mi tocadiscos, y la única musica
que se esscuchaba en el ambiente, era esa...

la de mi José Luis...
posted by Lorena Perez at 11:28 p.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home